Los hijos “Vuelan”

belier5

Por Magda Durán Suárez

Un día los hijos vuelan por sí mismos y los padres saben que valió la pena cuando los ven, con su fuerza y pasión, aprendiendo a hacerlo de la mejor manera posible, una y otra vez.

Y, ¿cuándo está, un hijo, listo para volar?

Cuando él dice: “Padres, les agradezco la vida sin la cual no habría tomado todo lo que he tomado, ha sido más que suficiente y ahora lo hago por mi cuenta”.

El agradecimiento por la vida que fue posible, por la mágica danza entre espermatozoide y óvulo, da la fuerza y la contención para vivir.  Aunque algunos prefieren no agradecer, dado que creen no haber recibido de sus padres las cosas materiales, la presencia y el cariño que esperaban. ¿Hay algo que una persona pueda hacer con eso que dice no haber recibido?

Cuando un hijo asiente a su realidad como ha sido y sin querer cambiarla se fortalece para lo que viene. Dentro de cada familia existen historias de dolor, que involucran a nuestros seres queridos conocidos o no conocidos o a otros que hicieron daño a ésta. ¿Es posible que una persona pueda vivir el fracaso y el dolor más profundo y, de esta manera, salvar a su familia?

El hijo sabe que puede hacerlo y es necesario que tome la decisión de volar. Necesita tomar distancia como un día todos lo han hecho y sin reclamos ni reproches. Sólo un adulto toma decisiones que involucran aciertos, desaciertos y nuevas formas de hacerlo. No es posible quedarse porque ésto les impide respirar y si el aire no fluye, peligra la vida misma.

https://youtu.be/7q9CfdwzVEg LA FAMILIA BELIER

http://www.magdaduransuarez.com/ Leer  más de Sistémica Familiar

http://www.magdaduransuarez.com/constelaciones-familiares/ Leer más de Constelaciones Familiares

Click aquí para mayor información – para asistir a un taller de Sistémica Familiar – para realizar una Constelación Familiar personal o por Skype

solucioness3