¿Quieres conocer al mejor padre/ madre para tus hijos?

Por Magda Durán Suárez

Cuando me preguntas qué significa “Los hijos somos nuestros padres”, puedo decirte que todos como hijos recibimos la vida de ellos, entera, completa y literalmente los llevamos puestos: no es posible que ellos puedan reservarse algo.

Su ADN está en ti y la información de miles de generaciones también fluye a través de los vínculos que te conectan aún con aquellos que no conociste: no es posible rechazar algo de ésto.  

Si tú, como hijo, eres tus padres… tus padres, como hijos, son sus propios padres (ésto es, tus abuelos) y así sucesivamente. De esta manera, es imposible no estar conectados con toda la red familiar, en la que se unen la familia de tu padre y la de tu madre.

Fue él quien escogió a tu mamá y fue ella quien lo escogió a él para darte la vida.

 La danza de la vida los llevó a entregar sus cuerpos, a darlo todo y con sabiduría profunda a reconocer la posibilidad de tu llegada. Aquí, se dieron completos a ti.

¿Qué puede ser mejor? Ya llegaste como el mejor porque vienes de los mejores.

Hoy puedes reconocer que tienes al mejor padre/ madre. Solo de ellos te viene la vida.

El que rechaza a sus padres y lo que viene de ellos no encuentra su realización. El que rechaza al padre/ madre de su propio hijo podrá notar cómo este hijo se rechaza a sí mismo.

Desde aquí te viene el orden. Ellos son los grandes y tú eres el pequeño (aunque seas mayor). Frente a tus hijos, eres el grande y ellos los pequeños: eres el mejor padre/ madre porque diste la vida, esa que en su momento tomaste de tus padres y que fue posible con esa pareja.

La vida fluye a través tuyo y viene de lejos. Tu hijo mira lejos a través de sus padres.

En ese orden, el amor fluye. Si dejas de ser el mejor padre/madre que eres hasta ahora y te conviertes en el mejor amigo… tu lugar quedará desocupado y tu hijo se sentirá desorientado al perder, también, su lugar como tal.

En el agradecimiento de la vida, que recibiste de tu mejor padre/ madre, viene la fuerza y la contención.  

Hoy puedes decidir tomar la vida incondicionalmente de tus padres.

 

Hoy puedes decidir ocupar tu lugar como hijo.

Hoy puedes reconocer que fue suficiente lo que tomaste y que el resto lo puedes hacer tú.

Hoy puedes decidir aprovechar la vida para que no sea en vano lo que tomaste.

Hoy puedes reconocer que los únicos y verdaderos son tu mejor padre/ madre que te hicieron posible.

HOY PUEDES RECONOCER QUE ERES EL MEJOR PADRE/MADRE  Y QUE TU PAREJA ES EL MEJOR PADRE/ MADRE PARA TUS HIJOS.

Click aquí para mayor información – para asistir a un taller de Sistémica Familiar – para realizar una Constelación Familiar Individual.

solucioness3